• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

ACERO Y PLATA DE LUNA

Mi poesía Laberinto

Laberinto

E-mail Print PDF
There are no translations available.

Los poemas se te escapan de las manos

Como jirones de piel arrancados de cuajo

De tu cuerpo, invadido por una emoción sin igual

Maravillosas explosiones cuánticas en tu espíritu humano,

Provocan terremotos que te rompen en cien mil poemas

Es un fuego líquido que se derrama de tu alma mortal

Extendiéndose por doquier como lava huyendo de tu volcán

Esos poemas te los dicta el corazón

O alguien que vive ahí

Te los escriben tus ojos

Observando todo lo observable

Los lees dormido en tus sueños,

Los lloras en tus recuerdos

Y te los sonríen los labios de tus deseos

Los verdaderos poemas son incendios

Eso me dijo el maestro

La poesía se propaga por todas partes.

¿Es eso cierto?

Crees que a nadie le importa ya la poesía.

Que ha muerto

Pero no es verdad. No es verdad

Haz crecer la poesía en el alma de la gente

Poeta del siglo XXIImagina mundos para todos,

Instálalos en esas tierras inexploradas

Conviértelos en pioneros del amor

Haz de ellos felices conversos

Mueve sus corazones de cristal al ritmo

De diapasones enardecidos

Colócalos al borde de la muerte

Y sálvalos con hordas de versos

Que atacan de frente

Que bañan de luz plateada

La piel de toda esa gente

Envenénalos con ternura

Inyéctales pasión a raudales

Que su droga sea amar más que nadie,

que respiren ese aire amable

Que surge de la atmósfera del

Te doy todo lo que tengo, no soy nada sin ti

Que se alimenten de la hermosura

De nacer para amar, de vivir para dar,

De crecer para enseñar, de morir para salvar

Arrástralos por campos llenos de belleza insuperable

Que se sumerjan en ella y que naden sin nada más

Que las ventanas abiertas para recibirlo todo

Como recién nacidos en esta Nueva Tierra

Has venido a este mundo para hacer

Precisamente eso en el teatro de la vida.

¿Vas a decirme que puedes elegir?

Tú, que tienes el alma manchada de humanidad

Tú, que estás impregnado

Hasta las últimas consecuencias

Del sufrimiento de los demás

Tú, que vives sus vidas en tu propia sangre

Que te ahogas en sus miserias

Y te hundes en el pantano de sus miedos

De sus dudas, de su propio peso

Tú, que a pesar de todo ello puedes ver

La belleza en el polvo de un momento

Tú, que rizas la vida con algo de misterio

Que embrujas las palabras y las envías

Como cometas a esas almas enfermas

Y las salvas de su propio vacío

De la levedad de sus pensamientos

Los conectas a la vida

Haces una transfusión de felicidad a sus cuerpos

¿Acaso no sabes que vas a seguir arrasando tu alma

Con sus lágrimas hasta el final de tu tiempo?

Tal vez tú mismo acabes inmortalizado en un poema

Poeta del siglo XXI

Vas subiendo escaleras,

Escalones infinitos, sin límite de tiempo

En un espacio inventado por alguien

Que te venera y te marca el camino

Por alguien que sublima tu paso esforzado

Por saber, por comprender

Por permanecer, por significar algo

Y que se evapora sin más

En la carambola del Universo

Tus huellas son poemas que vas soltando

Un lastre del que prescindes alegremente

Trocitos de tu alma que dejan un rastro indeleble

En tu camino elegible o elegido de antemano

¿Acaso importa?

Como un reloj que no se para jamás

Como un calendario perpetuo

Que durante mil años

Te inventa las palabras

Y te susurra los versos

Eres el cómplice que nunca soñé

Cuando me lees me insuflas vida

Si te aburre mi verbo, me difuminas

Si suspiras con mis poemas

El mundo da mil vueltas

Si te enamoran mis versos

La vida adquiere pleno sentido

¿Y si soy tan sólo un poema?

¿Y si me he inventado yo todo este universo?

Y si me has escrito tú, ¿a qué debo este honor?

Dímelo, por favor, dímelo

Mi vida pende de un hilo

He de saberlo

Vivo abrazado en este mar de poesía

Soy la respiración mágica de este charco de versos

Hechizado por mis propios conjuros

Misteriosamente he nacido en la tinta de mis poemas

Poeta del siglo XXI

 
We have 38 guests online

"Todo crítico, ay, es el triste final de algo que empezó como sabor, como delicia de morder y mascar"

Cortázar

ACERO Y PLATA DE LUNA

Mi poesía Laberinto

Design by i-cons.ch / etosha-namibia.ch  / Joomla templates / Quality wallpapers