• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

ACERO Y PLATA DE LUNA

Mike Blackness. Fragmento nº 5. En el Valhalla Dimensional. Continuación

E-mail Print PDF
There are no translations available.

Sí, es Peter.

En realidad, nadie le conoce pero nosotros sabemos que es él. Los Agentes Especiales Mike Blackness y Hanna Spiukah todavía no son conscientes de la importancia trascendental de ese hombre asustado

Sus ojos brillando de terror a través de la niebla le delatan y el primero en reaccionar, o eso creemos, es el cuarto jinete, el último en llegar. Se levanta de la silla al mismo tiempo que desenfunda su revolver y apunta a Peter. Hanna saca su automática y le apunta una décima de segundo después. Tarde. Suena un disparo. Uno solo. Resuena como un cañón en la atmósfera opresiva del local. Pero Peter sigue ahí. Y aún respira, a pesar de que la burbuja de pánico que le envuelve y que oprime su pecho salvajemente amenaza con ahogarlo. Pero está vivo, porque el asesino que ha venido a matarlo, atraído por el pregón nocturno de bar en bar de Mike, ha perdido la cabeza. Literalmente. Al menos, una buena parte de ella. Mientras que el resto de su cuerpo inicia ya el descenso hacia el infierno o, como mínimo, hacia el suelo, atraído por la fuerza de la gravedad, los sesos y la sangre de esa cabeza destrozada salen despedidos como un escupitajo, atraviesan la neblina y se le pegan en el rostro a uno de los zombies del local que, ahora ya sí, con el atrezo adecuado, puede dedicarse a asustar y asustarse a sí mismo. El tipo se toca la cara, llena de sangre y restos humanos, y aullando como un coyote se dirige a... ¡No, por Dios! El muy hijo de puta se lanza a la escupidera y ¡pero, qué asco! ¿se lava? la cara con toda esa mierda que parece una mezcla de clara de huevo podrido y placenta de ratón y después, muy convenientemente, vomita.

 
We have 4 guests online
Content View Hits : 351393

Mis películas preferidas

  1. Sin perdón de Clint Eastwood
  2. Blade Runner de Ridley Scott
  3. Pulp Fiction de Quentin Tarantino
  4. Kill Bill de Quentin Tarantino
  5. Django desencadenado de Quentin Tarantino
  6. Matrix de los hermanos Wachowski
  7. Drive de Nicolas Winding Refn
  8. Magnolia de Paul Thomas Anderson
  9. Gattaca de Andrew Niccol
  10. Casablanca de Michael Curtiz
  11. El Padrino de Francis Ford Coppola
  12. Uno de los nuestros de Martin Scorsese
  13. Salvar al soldado Ryan de Steven Spielberg
  14. Stoker de Park Chan-Wook
  15. La gata sobre el tejado de zinc de Richard Brooks
  16. Birdman de Alejandro González Iñárritu
  17. Una canción del pasado de Shainee Gabel
  18. La vida es bella de Roberto Benigni
  19. Un hombre soltero de Tom Ford
  20. Tiempos Modernos de Charles Chaplin
  21. Memento de Christopher Nolan
  22. Candilejas de Charles Chaplin
  23. Mientras nieva sobre los cedros de Scott Hicks
  24. Alta fidelidad de Stephen Frears
  25. Thelma y Louise de Ridley Scott
  26. Amor a quemarropa de Tony Scott
  27. Mulholland Drive de David Lynch
  28. El gran Lebowski de los hermanos Cohen
  29. Watchmen de Zak Snyder
  30. Apocalypto de Mel Gibson
  31. Tropic Thunder de Ben Stiller
  32. Madre de Darren Aronofsky
  33. La vida secreta de Walter Mitty de Ben Stiller

"Todas las familias felices se parecen unas a otras, cada familia desdichada lo es a su manera"

Ana Karenina León Tolstói

"Está bien ser uno mismo, pero sin exagerar"

Shinzaemon Shimada, samurai del film 13 asesinos de Takashi Miike

"La felicidad no es una estación término, es una manera de viajar"

Margaret Lee Runbeck

“He sido un hombre afortunado: Nada en la vida me fue fácil”

Sigmund Freud

"De Ezequiel 25:17. El camino del hombre recto está por todos lados rodeado por las injusticias de los egoístas y la tiranía de los hombres malos. Bendito sea aquel pastor que, en nombre de la caridad y de la buena voluntad, saque a los débiles del valle de la oscuridad porque él es auténtico guardián de su hermano y el descubridor de los niños perdidos. ¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquellos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahveh cuando caiga mi venganza sobre ti!"

Jules Winnfield (Samuel L. Jackson) Pulp Fiction

No he podido evitar ponerlo en el blog, me encanta. En una ocasión, cuando trabajaba de fotógrafo, le estaba haciendo una sesión a un muchacho y no se me ocurre otra cosa que ponerme allí en medio del parque a recitarle el texto de memoria. Todavía me acuerdo de la cara de perplejidad del chaval. No sé que pensó de mí. Nada bueno seguro.

Claro, el chico se llamaba Yahveh, por eso le monté el show. Gracias hermanita! Qué memoria!

"Escribir es una maldición que salva. Es una maldición porque obliga y arrastra, como un vicio penoso del cual es imposible librarse. Y es una salvación porque salva el día que se vive y que nunca se entiende a menos que se escriba.
¿El proceso de escribir es difícil? Es como llamar difícil al modo extremadamente prolijo y natural con que es hecha una flor.

No puedo escribir mientras estoy ansiosa, porque hago todo lo posible para que las horas pasen. Escribir es prolongar el tiempo, dividirlo en partículas de segundos, dando a cada una de ellas una vida insustituible.

Escribir es usar la palabra como carnada, para pescar lo que no es palabra. Cuando esa no-palabra, la entrelínea, muerde la carnada, algo se escribió. Una vez que se pescó la entrelínea, con alivio se puede echar afuera la palabra."

Clarice Lispector

"La auténtica patria del ser humano es el lenguaje"

Wilhem v. Humboldt

Ama tu ritmo y rima tus acciones
bajo su ley, así como tus versos;
eres un universo de universos
y tu alma una fuente de canciones.

La celeste unidad que presupones
hará brotar en ti mundos diversos,
y al resonar tus números dispersos
pitagoriza en tus constelaciones.

Escucha la retórica divina
del pájaro del aire y la nocturna
irradiación geométrica adivina;

mata la indiferencia taciturna
y engarza perla y perla cristalina
en donde la verdad vuelca su urna.

Ama tu ritmo..., Rubén Darío

Sobre la nieve se oye resbalar la noche.

La canción caía de los árboles,
y tras la niebla daban voces.

De una mirada encendí mi cigarro.

Cada vez que abro los labios
inundo de nubes el vacío.
En el puerto,
los mástiles están llenos de nidos,
y el viento
gime entre las alas de los pájaros.

LAS OLAS MECEN EL NAVÍO MUERTO

Yo en la orilla silbando,
miro la estrella que humea entre mis dedos.

Noche, Vicente Huidobro

Mis pasos en esta calle
Resuenan
En otra calle
Donde
Oigo mis pasos
Pasar en esta calle
Donde
Sólo es real la niebla.

Aquí, Octavio Paz

El corazón del pájaro
El corazón que brilla en el pájaro
El corazón de la noche
La noche del pájaro
El pájaro del corazón de la noche

Si la noche cantara en el pájaro
En el pájaro olvidado en el cielo
El cielo perdido en la noche
Te diría lo que hay en el corazón que bulle en el pájaro

La noche perdida en el cielo
El cielo perdido en el pájaro
El pájaro perdido en el olvido del pájaro
La noche perdida en la noche
El cielo perdido en el cielo

Pero el corazón es el corazón del corazón
Y habla por la boca del corazón

En, Vicente Huidobro

El diamante de una estrella
ha rayado el hondo cielo,
pájaro de luz que quiere
escapar del universo
y huye del enorme nido
donde estaba prisionero
sin saber que lleva atada
una cadena en el cuello.

Cazadores extrahumanos
están cazando luceros,
cisnes de plata maciza
en el agua del silencio.

Fragmento de El diamante
Federico García Lorca

Días y noches te he buscado
Sin encontrar el sitio en donde cantas.
Te he buscado por el tiempo arriba y por el río abajo.
Te has perdido entre las lágrimas.

Noches y noches te he buscado
Sin encontrar el sitio en donde lloras
Porque yo sé que estás llorando.
Me basta con mirarme en un espejo
Para saber que estás llorando y me has llorado.

Sólo tú salvas el llanto
Y de mendigo oscuro
Lo haces rey coronado por tu mano.

Poemas póstumos 3, Vicente Huidobro

Altazor ¿por qué perdiste tu primera serenidad?
¿Qué ángel malo se paró en la puerta de tu sonrisa
Con la espada en la mano?
¿Quién sembró la angustia en las llanuras de tus ojos como el adorno de un dios?
¿Por qué un día de repente sentiste el terror de ser?
Y esa voz que te gritó vives y no te ves vivir
¿Quién hizo converger tus pensamientos al cruce de todos los vientos del dolor?
Se rompió el diamante de tus sueños en un mar de estupor
Estás perdido Altazor
Solo en medio del universo
Solo como una nota que florece en las alturas del vacío
No hay bien no hay mal ni verdad ni orden ni belleza
¿En dónde estás Altazor?

Fragmento del Canto I de Altazor, Vicente Huidobro

Dices que repito
algo que he dicho antes. Lo volveré a decir.
¿Lo volveré a decir? Para llegar allí,
para llegar donde estás, para llegar desde donde no estás,
tienes que ir por un camino donde no hay éxtasis.
Para llegar a lo que no sabes
tienes que ir por un camino que es el camino de la ignorancia.
Para poseer lo que no posees
tienes que ir por el camino del desposeimiento.
Para llegar a lo que no eres
tienes que ir por el camino en que no eres.
Y lo que no sabes es lo único que sabes
y lo que posees es lo que no posees
y donde estás es donde no estás.

Fragmento III del poema "East Coker", de los «Cuatro cuartetos» (Versión de José María Valverde) T. S. Eliot

"Todo crítico, ay, es el triste final de algo que empezó como sabor, como delicia de morder y mascar"

Cortázar

ACERO Y PLATA DE LUNA


Design by i-cons.ch / etosha-namibia.ch  / Joomla templates / Quality wallpapers